sapiens

 

mientras las personas construyen caminos en busca de cosas – dispuestos a cruzar un desierto para quemar incienso porque asi su dios lo dijo – sin protesta a la ancha naturaleza que cuando quería se despejaba y a veces se dejaba conocer, y a veces era rapaz y violenta, despellejando sueños –  dispuestos humanos a crear caminos a orden celestial, buscando que traer y jamás volver a mano vacía, buscando piezas de metal que se volvieron dioses de números y orden, que como magos pueden adueñarse de tierras y de sus frutos (el metal no el humano)- tantas espaldas encorbadas trabajando un suelo, buscando donde poner los pies y que sea seguro, tantos tiempos y pocas ilusiones tangibles y todo en busca de cosas – así estructuramos caminos sin saber que eran los caminos los que nos edificaban a nosotros (a ser parte de países y a creer en las líneas imaginarias de los bordes e incluso en una nacionalidad)

trazamos caminos mientras buscabamos algo que ocupara el espacio vacio de nuestras manos,

fueron las cosas, los caminos, los que pusieron riendas a nuestras vidas – humanos, tan frágiles, las víctimas de nuestra propios cuentos.

1 Comment

  1. Me gusto mucho tu analogía de los caminos con la vida del hombre. Felicidades

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s