Ese día trate de medir el cielo por sus colores

todo era silencio y las montañas recostadas tomando la siesta

mientras un viento curioso trataba de mover el agua del lago

me querían hacer olvidar que atrás de esas montañas

al norte con el sol hay otras tierras en las que el silencio no es autoridad

más hay gritos de bombas y metralletas, edificios que se desploman.

un día es ahí  y otro es aquí

y la tierra llora por todos sin ver quien

porque la sangre no es fertilizante

y no hace a quien la derrama más fuerte.

quizá por eso esta tierra es desierto y tiene sed

y al atardecer se derrama morada y azul de nostalgia

 

———————-

Foto tomada en el Mar de Galilea (Kinneret), Israel

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s