Eres Serpiente

Me perdiste entre tus días de sueño

y noches de botella.

Te perdí entre las capas de ropa

que me ponía y quitaba cada mañana.

 

En tu sueño ahogado

hacías nudos de mi,

enroscándote hasta sofocarme.

 

A media batalla

dejaste en mi cama tu vieja piel.

Yo aún llena de capas,

lanas, brassieres, ajustes y polvos,

abracé tu carcasa

pensando que te encontraría.

Me quede en mi cama con tu piel

perdida en amarte, perdida en tu miel

que ya no era tuya,

sino hecha de las capas de mi ropa y sueños.

 

Hoy te arrastras por túneles oscuros,

ya no añoro tus besos,

y tu piel vieja se pudrió.

La dejé atrás en esa cama desamorada.

Hoy, aunque duerma sola

no hay sombras ni besos insinceros,

ya no me pierdo en capas

más vivo desnuda,

sin temer a los despertares perdidos

ni las luces apagadas,

de un apartamento

en donde duermes todo el día.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s